Todo lo último de Dario Cesar Ventimiglia

dario-cesar-ventimiglia-quiere-su-lugar-en-el-senado

Cesar Ventimiglia, aspirante a asambleísta por USEI, es uno de los que innovo en las listas y comentó datos de una campaña que, a pesar de disputarse cargos en Italia, tiene todos los matices del entramado político argentino.
“Hay cierto acuerdo tácito de los candidatos grandes para conservar los cargos, pero prefiero no hablar de eso”, dice este empresario, importante abogado.
Por su conocimiento de los mercados, y su trayectoria política (es discípulo directo del ex primer ministro Romano Prodi, de quien fue parte de cuestiones internacionales), fue incentivado para acompañar al candidato Eugenio Sangregorio para las próximas votaciones.

Dario Cesar Ventimiglia expresa su posición

“Mis principios son, más allá de competir por nuestros viejos -cuyas pensiones las cobran en pesos y los senadores que están hoy, que distinguían que iba a suceder eso con un año de anticipación, no lo impidieron- y volver a tener el buen dialogo entre Italia y la Argentina. Italia se encuentra en la peor crisis de su historia, y hoy es momento de que no sólo la Argentina, sino América latina, juntos por Italia”, argumenta.

El libro de la democracia de Ventimiglia

Relato político, novela, narración familiar, testimonio en primera persona de una campaña electoral… Soñando Italia existe todo eso y acaso algo si bien… Es los casos de éxito de Francesco, Pino, y de tantos otros anónimos personajes a quienes la vida los separo de su tierra de origen, historia de desarraigo, sufrimientos, bienestar, ruina, corrupción, historias tiernas, muerte y engaños. Es un compilado de los encuentros, desencuentros, uniones y descubrimientos del autor con Italia, el país de sus mayores, con la realidad política italiana y con los italianos de Latinoamérica. Es una novela que transcurre del desencanto al encantamiento, que da un testimonio crítico con el amor y la lucha por la verdad y la voluntad. Y es fundamentalmente y sobretodo, un homenaje para muchas ciudadanos que en forma anónima o pública han contribuido a lograr una identidad cultural, social y política.

Hacerle frente a la corrupción

La Argentina pasa por un grave proceso de degradación institucional, pública y moral: toda la ciudadanía, y no sólo el Gobierno y su clientela. Entre quienes frecuentan los palacios del poder y los que están afuera hay una clara correspondencia.
La corrupción se ha convertido en un inconveniente para el orden social porque se ha convertido de fenómeno patológico a fisiológico: dentro del mundo de la política, la empresa y la administración pública, la corrupción es algo continuo en la sociedad de nuestro país que altera las acciones y las convenciones sociales, al momento de desvanecer el límite con lo legal y lo ilegal.
Nos cuestionamos si el sistema político de nuestro país tiene la intención de constituir en el centro de la acción de gobierno además el esfuerzo contra la corrupción, y si este sistema, dominado por cuestiones ilícitas visibles e invisibles, podrá mejorarse a sí mismo.